Navigation – Plan du site
Comptes Rendus

Jesús Fernández Santos, Libro de las memorias de las cosas

edición de Patrocinio Ríos Sánchez, Madrid, Cátedra, 2012
Eugenio Suárez-Galbán Guerra
p. 963-965
Référence(s) :

Jesús Fernández Santos, Libro de las memorias de las cosas, edición de Patrocinio Ríos Sánchez. Madrid, Cátedra, 2012, 499 pp. – ISBN :978-84-3762-977-3

Texte intégral

1Sin duda alguna, se da en el caso de Jesús Fernández Santos esa ley del olvido que dicta que cuando un autor muere, tras el último fulgor de los obituarios, desaparece de la memoria colectiva hasta que, con suerte, algún crítico lo resucita en el futuro (el propio Borges, con todo y es una excepción a esa ley, al menos hasta la fecha, ¿no escribió aquello de que «ya somos el olvido que seremos»?). Para colmo, el encasillamiento de Fernández Santos dentro del realismo social o crítico sin más, denostado posteriormente con frecuencia por futuras generaciones y críticos como realismo «chato», panfletario y carente de toda estética, acaba por sellar la caja del olvido.

2Algo semejante ha ocurrido con Libro de las memorias de las cosas, cuya memoria perdida viene a rescatar ahora esta edición crítica de Patrocinio Río Sánchez, aunque bien es verdad que este Premio Nadal de 1970 sí disfrutó de un número considerable de ediciones, conforme se nos recuerda en la Bibliografía. Pero tampoco se halla hoy entre los dos o tres títulos de Fernández Santos que, de romperse esa ley del silencio, surgirían con mayor facilidad, entre los cuales estarían quizá Los bravos, Extramuros o Las catedrales.

3Minoritario, y también relegado al olvido o la ignorancia, habría de calificarse el contenido principal de esta obra. Tema que ha engendrado obras tan remarcables como The Bible in Spain, de George Borrow, o El hereje de Delibes, así como la atención en Pagan Spain que le dedica Richard Wright, para mencionar solo tres ejemplos de ese «tema insólito» que es la historia de los protestantes en España, y que no es otra que una más de acoso y persecución que en el segundo párrafo de su Introducción comienza a rellenar Ríos. Eclipsada, sin duda también, por esa otra historia nacional en la cual se inserta, tan llena de víctimas de una intolerancia endémica –moros, moriscos, judíos, intelectuales, tachados o no de afrancesados, rojos o masones– que han convertido a España en país de exilio a lo largo de siglos (como bien reveló, por ejemplo, Paul Ilie en su Literature and Exile: Authoritarian Spain), sobra recordar que todavía en la actualidad democrática de España se trata de un tema aún candente, por cuanto que la libertad de religión no ha resuelto hasta la fecha la realidad de una sociedad religiosa y auténticamente plural sin preferencias ni privilegios.

4Con todo y ser una introducción –extensa, eso sí–, la de Ríos aporta una información tan valiosa como lo más minuciosa posible para el protestantismo en España que facilita una mejor y mayor comprensión del texto de Fernández Santos. Aún cuando publicaciones anteriores de este crítico no certificasen ya el cabal manejo de materia tan poco conocida en España, esa minuciosidad y amplia documentación que abarca, no solo el protestantismo en España, sino también, cuando fuera pertinente, en Europa, no deja duda del bagaje religioso-cultural que brinda la Introducción. Al contextualizar el contenido de la novela, y más específicamente ahora el momento de su redacción, Ríos, de hecho, resume con usual apoyo documental la crisis de las religiones europeas en el siglo XX –indiferencia religiosa, secularización, abandono de la fe religiosa por parte de la juventud, equilibrio entre lo teológico y lo sociológico– que llegan hasta nuestros días, y que obviamente tuvo en cuenta Fernández Santos al plasmar esta que es la novela de un fracaso (el de la comunidad protestante, claro está, pero también, en última instancia, el de toda una sociedad). Lo cual nos trae a la única pregunta o reparo que nos suscita esta parte de la Introducción destinada al trasfondo histórico-religioso que contextualiza la novela de Fernández Santos.

5En un reciente libro, Miguel Delibes, una conciencia para el nuevo siglo, Ramón Buckley dedica unas páginas al impacto del Concilio Vaticano II sobre el vallisoletano y su obra. Por esas misma fechas, en 1968, unos tres años después de la clausura de dicho Concilio católico, celebraron los protestantes el Consejo Ecuménico de las Iglesias en Upasala, cuya coincidencia con determinadas discusiones de los personajes de la novela de Fernández Santos señala Ríos (pp. 52 y sigs.). ¿No hubiera sido útil también explorar si y cómo el Concilio Vaticano II, que en definitiva forma parte de lo que se comprende con «El 68», fecha en que Fernández Santos se halla en plena labor novelesca, pudo influir también en su elección y tratamiento del tema? Máxime que el espíritu ecuménico que suponía Vaticano II y Juan XXIII ante la cerrazón de la Iglesia católica española, ya de por sí auguraba para Libro de las memorias de las cosas una materia de sumo interés y la creación de una novela que en el mejor sentido del género restaura a su vez la recreación de la realidad humana en toda su complejidad. Cierto es que Ríos sí toca el tema en dos ocasiones (pp. 37 y 72), pero solo eso, sin la mayor atención que merece, especialmente en la segunda de esas dos páginas, donde el concilio se menciona de paso junto con otros sucesos solo una leve alusión.

6Tras el trasfondo del protestantismo europeo y nacional y su traspaso a la novela, la segunda parte de la Introducción está dedicada a la estética novelesca de Fernández Santos aquí. En los tiempos que corren con alguna frecuencia la prioridad del texto en sí ha cedido al texto como pretexto principalmente para registrar, corroborar, refutar, o simplemente discutir ideas y tendencias que ciertamente puede abarcar la literatura. Luego, si ha de analizarse ese contenido de acuerdo a un criterio literario crítico, ha de ceñirse a su vez ese análisis a un criterio estético. Es, pues, grato comprobar en la Introducción de Ríos la conjunción de ambos factores (lo que hasta no hace mucho, y todavía, para algunos al menos, se conocía como la unión de fondo y forma, manera y materia). Y lo es más aún al tratarse de un libro «raro», como no dejó de señalar la crítica desde su misma aparición, y como su propio título parece indicar ya. Novela que experimenta con diversos elementos, Ríos los apunta y analiza tal que aunque él no lo diga así de explícito, desaprovechando como antes con el Concilio Vaticano II una oportunidad de encuadrar a Fernández Santos y su novela dentro del contexto histórico literario, queda claro de todas manera que ese encasillamiento sin más de su autor dentro del realismo social no basta para explicar ahora su técnica literaria. Tiempo, espacio, estructura, personajes, lenguaje, estilo, técnicas y voces narrativas, simbolismo y hasta la peculiaridad y diversidad de marcas gráficas, entre otros, quedan registrados y valorados con igual cuidado y la elaboración que permite una introducción. De especial interés quizá es la impronta que tuvo el cine en esta novela y en Fernández Santos, así como la fuerza del lirismo que embellece sus páginas.

7Por lo demás, y como era de esperar, las abundantes notas al pie, al igual que la bibliografía, responden a ese mismo criterio de agotar al máximo las posibilidades de la Introducción para preparar al lector a realizar una lectura más completa y coherente, o, si se diera el caso, para ampliar y ahondar en una segunda lectura el proceso creador y la estética de Fernández Santos ahí tan cabal y acertadamente presentados.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Eugenio Suárez-Galbán Guerra, « Jesús Fernández Santos, Libro de las memorias de las cosas », Bulletin hispanique, 114-2 | 2012, 963-965.

Référence électronique

Eugenio Suárez-Galbán Guerra, « Jesús Fernández Santos, Libro de las memorias de las cosas », Bulletin hispanique [En ligne], 114-2 | 2012, mis en ligne le 22 juillet 2013, consulté le 19 novembre 2017. URL : http://bulletinhispanique.revues.org/2288

Haut de page

Auteur

Eugenio Suárez-Galbán Guerra

Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Centro Universitario de Estudios Hispánicos de Hamilton College (Madrid)

Haut de page

Droits d’auteur

Tous droits réservés

Haut de page